La sostenibilidad no es cuestión de días o semanas

La sostenibilidad no es cuestión de días o semanas

1 comentario

El pasado miércoles se celebró el día Mundial del Medio Ambiente. Desde diferentes rincones del mundo se lanzaron campañas contra el consumo del plástico, a favor de una economía circular y sostenible y en definitiva, de respeto al medio ambiente. Es una realidad que los ciudadanos, plataformas, asociaciones y ONGs le damos, cada vez más, más importancia al respeto al medio ambiente y la sostenibilidad.

Pero la sostenibilidad no es cuestión de un día o una semana. Este asunto se merece mucha más atención de la que se puede recibir en un sólo día. En este sentido, existen varias teorías sobre la importancia que tiene revertir a partir de ya los efectos que causan el cambio climático.

En opinión de algunos expertos nos encontramos muy cerca del punto de no retorno, es decir, existe la posibilidad de que un día, más pronto que tarde, podamos vivir el principio del fin. Y es que los cambios producidos por los seres humanos en nuestro planeta, sobre todo en el s. XX, están transformando algunos de los elementos esenciales para la supervivencia del planeta, o de la vida en él.

En concreto, el documento publicado en la revista Nature nos indica un plazo de acción de 3 años. Sí, han leído bien, ¡3 años! o lo que es lo mismo, para 2022 tenemos que haber conseguido revertir el modelo productivo y de consumo, las energías utilizadas por las industrias en las sociedades del mundo.

Este documento, firmado por importantes y prestigiosos científicos y diplomáticos, entre ellos la antropóloga y economista Christian Figueres, secretaria de la Convención de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, alerta del poco tiempo de reacción que tenemos y de los pasos importantes a dar.

Es necesario reducir las emisiones de CO2 de una manera inmediata, es decir, en 2020 tendremos como objetivo reducir la temperatura media del planeta en medio grado. Los expertos han registrado temperaturas records año tras año, situándose hoy día la temperatura en los niveles de hace 115.000 años (era pre glaciar) donde el nivel del mar alcanzaba 6 metro más de lo actual.

Emisiones de CO2

Entre los escépticos y ‘ecófobos’ se extiende el mantra de que en ocasiones también hace más frío o que se están suavizando temperaturas dependiendo qué localizaciones. Nada más lejos de esto. Hoy día existen patrones totalmente demostrados y comprobables por cualquier persona.

Los polos se están derritiendo. Pero no sólo se derriten las partes más externas, sino que hoy día desaparecen glaciares enteros. Según mediciones por satélite, las masa de hielo se reducen en 100 km cúbicos cada año en la Antártida (registrado desde 2002). Además, debido al calentamiento de los océanos, el hielo marino también va desapareciendo.Los glaciares por su parte, ven también reducidos su tamaño cada año.

El estrés en los ecosistemas marinos está haciendo que muchas especies vean mermado su nivel de vida, muchas especies vegetales y animales han desaparecido y el nivel del mar no deja de crecer.

Huracán IvánEl aumento de las incidentes meteorológicos extremos ( huracanes, inundaciones, tsunamis,  incendios, sequías…) es alarmante, tanto a nivel de intensidades como en las localizaciones, ya que se están produciendo catástrofes naturales en lugares que nunca lo habían sufrido antes.

Según los investigadores existen claves para la solución de estos problemas:

-Energía: conseguir que en 2050 el 30% de la energía sea reutilizable.

-Infraestructura: Descarbonizar edificios e infraestructuras para 2050

-Transporte: Asegurarse de que el 15% de todos los vehículos nuevos sean eléctricos, aumentar en un 20% la eficiencia para combustibles de vehículos pesados y disminuir en 20% las emisiones por km en el sector de la aviación.

-Uso de la tierra: Reducir la deforestación y las emisiones asociadas.

-Industria: Plan de reducir las emisiones a la mitad para el 2050.

-Finanzas: El sector financiero moviliza millones de euros en bonos verdes y está reconsiderando un cambio de rumbo para combatir el cambio climático.

Con este panorama, y manteniendo una visión individual de los mecanismos para revertir estos procesos, existen varios elementos claves para que en los próximos años tengamos soluciones que nos hagan salir de esa alarmante cuenta atrás.

También existen una serie de acciones concretas, planteadas para que entre todos los ciudadanos también tengamos la posibilidad de aportar hacia el cambio. Entre las más importantes: consumir energía renovable, vivir sin coche, evitar los aviones, dietas basadas en vegetales y legumbres y no tener más de un hijo.

1 comentario

Rafael
Rafael
Me encanta la web, el producto y la idea. Seguid así!

Añadir comentario

Los comentarios deben ser aprobados por la web