Reciclaje, el último eslabón de la cadena

Reciclaje, el último eslabón de la cadena

La pasada semana se celebró en la FIRA de Barcelona el congreso FREE FROM FOOD EXPO. El evento reunía a diferentes sectores de la industria alimenticia, así como industrias relacionadas al consumo alimenticio.

En este sentido, dentro del marco del congreso, nos encontramos con FREE FROM PLASTICS PACKAGING, una sección del congreso en la que diferentes empresas del sector del packaging ofrecían novedades en materia ecológica y soluciones sostenibles al gran problema de los envases de plástico.

En esta edición de FREE FROM PLASTIC se hizo mucho hincapié en el carácter reciclable de los sustitutos del plástico. El papel fue el gran protagonista en los diferentes stands y conferencias que, fabricantes y empresas del sector coincidían en verlo como el futuro de los envases. El papel, en sus diferentes composiciones, se puede llegar a reciclar hasta 6 veces. Es decir, podemos utilizar productos ya reciclados y volverlos a reciclar una vez su uso haya terminado.

El papel

Papel prensa, libros, folios, sobres, carpetas, cajas de cartón, bolsas, papel higiénico, servilletas, papel decorativo… Existen numerosos tipos diferentes de papel y todos pueden ser reciclados.

En este sentido, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón, ASPAPEL ofreció una muy interesante conferencia sobre reciclaje en la que comparaban el reciclaje según qué tipo de material.

El reciclaje de los plásticos ofrece bastantes limitaciones, ya que un plástico que se tira al contenedor amarillo necesita  ser triturado, lavado y fundido hasta formar una granza (pequeños granos de plásticos), con el que se forman nuevos productos. Este proceso puede llegar a ser costoso y contaminante en algunos casos, además nunca llegaría a ser reciclado más de 4,5 veces.

El problema reside en que tarde o temprano ese plástico terminará en un vertedero ya que su uso es limitado. Además cualquier envase plástico reciclado no podrá utilizarse para que entre en contacto con alimentos.

Reciclaje

En contraposición a esto, nos encontramos el ejemplo del papel. El sector del papel ofrece una serie de garantías a nivel de reciclaje que ningún otro sector posee. Además, desde ASPAPEL, se desarrollan diversas iniciativa sobre temas medioambientales como programa de educación forestal o el programa Pajaritas Azules, de asesoramiento y certificación de entidades locales, para la promoción de buenas prácticas en la gestión de recogida selectiva de papel y cartón.

Es importante analizar el reciclaje dentro de lo que se llama economía circular, ya que un reciclaje de calidad es la mejor manera de cerrar el ciclo circular productivo, optimizando el aprovechamiento de un recurso natural y renovable como la madera.

Los datos clave para medir el nivel de reciclaje son:

-Cuánto papel y cartón del total que se consume en España se recoge para reciclarlo una vez usado.

-Cuánto recicla nuestra industria papelera.

España

En ambos casos, España saca muy buena nota. La tasa de recogida (porcentaje de recogida sobre el total del consumo) se ha movido en España en los últimos años en torno a la media europea (72%) incluso algo por encima. Y en lo que se refiere a la tasa de reciclaje (consumo de papel reutilizado como materia prima sobre el consumo total) cuya media europea fue del 62%, la superamos actualmente en 12 puntos. Además somos, en cuanto a volumen, la tercera industria papelera que más recicla en Europa..

 El reciclaje de papel dentro de las grandes superficies, imprentas, industria, etc. es prácticamente del 100%. Donde existe margen  de mejora es en la recogida doméstica, que actualmente se coloca en torno al 60%

A pesar de estos halagüeños datos, existen espacios de mejora. El nuevo reto de la economía circular del papel es el reciclaje de calidad. Esto surge debido al nuevo rol de los embalajes de papel y cartón, unido al creciente peso del comercio electrónico.

Bolsa de papel kraft

Objetivo

El reciclaje de calidad pretende adaptar los sistemas de recogida selectiva a estos nuevos escenarios, para hacerla más efectiva. Mejorar la calidad del material recogido, recuperar para su reciclaje la mayor cantidad posible y hacerlo además con los requisitos de calidad necesarios para su efectivo reciclaje.

 

Todos estos datos, y muchos más, están recogidos en la Memoria de Sostenibilidad elaborada por ASPAPEL, la cual puedes encontrar aquí. Es imprescindible que reciclemos todo lo que sea posible y evitemos adquirir, en la medida de lo posible, productos cuyo envase no sea reciclable. Así, tendremos la certeza de aportar nuestro granito de arena a la economía circular. 

Añadir comentario

Los comentarios deben ser aprobados por la web