La cocina, el eslabón hacia un hogar sostenible

La cocina, el eslabón hacia un hogar sostenible

Seguramente si pensamos en el término “cocina sostenible” lo primero que pensamos en una fuente de energía renovable y sostenible o electrodomésticos eficientes. Cómo ya escribimos hace unos días, el autoconsumo es el futuro de la energía del hogar, pero hoy vamos a ir un poco más allá.

Una "cocina sostenible" no sólo es la que utiliza la propia energía que producimos sino que engloba muchos más aspectos, desde la energía hasta los materiales de los utensilios de cocina. Veamos cómo conseguir una cocina totalmente sostenible.

 

Materiales

El mayor enemigo para un hogar sostenible es el plástico. Este material, proveniente del petróleo, invade los mares, destruye ecosistemas y especies y es una amenaza real para con la vida en los océanos. Imágenes como la de la famosa isla de vertidos en el Pacífico o animales muertos debido a la ingesta de plástico están concienciando de la necesidad de acabar con el consumo de este dañino material. 

Lo cierto es que el "usar y tirar" algo o el "por un plástico no pasa nada" está desapareciendo de nuestra conciencia y comenzamos a sustituir este dañino material.

A pesar de eso, son muchos los negocios, que siguen utilizando plásticos de usar y tirar como pajitas, cubiertos o recipientes.

Pese a que su precio es superior, los utensilios de cocina hechos con materiales sostenibles y biodegradables, como el coco, el bambú o la hoja de palma, son una elección basada en el medio ambiente.

Otro de los aspectos importante son las productos embotellados. Hace tiempo ya que se lucha contra la botella de agua de plástico pequeña. Es uno de los envases más consumidos y más contaminantes, cada día más gente deja de usar la botella de plástico y comienza a utilizar sustitutos más sostenibles, como la de cristal o bambú. Si te gusta el agua mineral, compra una garrafa grande y rellena tu botella. En cuanto a los productos que vienen embotellados, como la leche, muchos fabricantes ya embotellan en materiales sostenibles y biodegradables.

Para guardar alimentos en la nevera, utiliza recipientes de cristal o materiales biodegradables como la cera de abeja. Es importante dejar de utilizar plásticos diariamente en nuestras cocinas y, a pesar de que los 'tappers' cada vez son más comunes en nuestro día a día, existen diferentes materiales que sustituyen a los de plástico de toda la vida. 

 

La compra

Bien es cierto que, en la actualidad, muchos supermercados y tiendas se han pasado a las bolsas de papel, aun así, es mucho más sostenible para el medio ambiente utilizar bolsas de tela para ir a hacer la compra.

En algunas cadenas de supermercado puedes llevar tus propios recipientes o bolsas para llevarte los productos al peso. En caso de que no sea posible, no uses bolsas de plástico sino de papel.

Y lo más importante, compra alimentos bio. No sólo porque son más beneficiosos para el medio ambiente, sino también para nuestra salud.

 

Electrodomésticos eficientes

En tu cocina no es necesario que tengas veinte electrodomésticos. Es bueno tener sólo aquellos que realmente usemos y que éstos sean de la máxima eficiencia posible. Pese a que los electrodomésticos "eco" son más caros que los normales, su gasto es mucho menor por lo que se rentabilizan en poco tiempo.

La disposición de los muebles y electrodomésticos en la cocina es importante para conseguir la apariencia que deseas, pero también para ahorrar energía. Si el frigorífico está situado junto al horno o al microondas, este necesitará trabajar más porque recibirás más calor. Por el contrario, si está alejado le será más fácil mantener la temperatura ideal

 

Agua e iluminación

El agua es uno de los grandes problemas de nuestra generación. Cada vez escasea más y es un bien necesario para nuestra supervivencia, por tanto, debemos hacer un uso inteligente y precavido del agua potable.

Los aireadores de grifos permiten ahorrar mucha agua porque sirven para disminuir el caudal de agua. A veces nos pasamos un rato con el grifo abierto y sin darnos cuenta hemos desperdiciado litros de agua. De este modo, será el aireador el que te controle y consumirás menos agua, ahorrarás más y favorecerás el medio ambiente.

Las fuentes de iluminación eficientes como las bombillas LED permiten rebajar muchísimo la energía consumida. La diferencia es muy notoria, concretamente, de un 85%. Así que empieza a olvidarte de las bombillas incandescentes.

 

Si además de todo esto, te planteas cambiar el consumo eléctrico o instalar placas solares y comenzar a utilizar energía renovable para tu hogar, podrás experimentar un ahorro sustancial a medio plazo y, sobre todo, tendrás la seguridad que la huella de carbono de tu hogar se reducirá casi a 0. No solo tendrás un hogar sostenible sino que ayudarás a que el mundo se un mejor lugar para todos.

Añadir comentario

Los comentarios deben ser aprobados por la web