Día Mundial de los animales

Jesús Barrera Rodríguez

El próximo domingo 4 de Octubre se conmemora el día Mundial de esos seres vivos a los que los seres humanos pertenecemos aunque a veces no lo parezca.

Este domingo se recuerda una de las primeras personas que se preocupó encarecidamente por el mundo animal, se trata de San Francisco de Asís, patrón de los animales y los ecologistas. Es así desde hace más de 90 años, y aunque precisamente coincida con el día de San Francisco de Asís, el 4 de octubre de 1929 se declaró Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un congreso celebrado en Viena. El objetivo principal era generar una solución al problema de las especies en peligro de extinción.

Ya en aquella época el problema de la extinción de las especies se consideraba bastante importante como para convencer al mundo de la necesidad de preservar nuestras maravillosas y únicas especies.

La celebración de los Días Internacionales nos da la oportunidad de sensibilizar al público en general acerca de temas relacionados con cuestiones de interés, tales como los derechos humanos, el desarrollo sostenible o la salud. Al mismo tiempo pretenden llamar la atención de los medios de comunicación para que señalen a la opinión publica que existe un problema sin resolver. El objetivo es doble: por un lado que los gobiernos tomen medidas, y por otro que los ciudadanos conozcan mejor la problemática y exijan a sus representantes que actúen.

La caza furtiva, el cambio climático y el uso para espectáculos de animales (circos, zoológicos, etc.) son los principales causantes de la desaparición de las especies animales que hemos sufrido en los últimos siglos.

Volviendo al patrono de los animales, se considera que Francisco de Asís fue un adelantado a su época, ya que nadie comprendía que considerara hermanos a sus animales, y que ellos también tenían derecho y necesitaban cariño, afecto y, en definitiva, vivir en paz.

Es algo que ya en el siglo XII, este monje, padre fundador de los Franciscanos, tenía muy claro, a pesar de proceder de una familia rica, se despojó de todos sus bienes materiales para retirarse a vivir en un entorno natural rodeado de animales

Finalmente, Francisco de Asís y su obra fue mundialmente conocida y su orden y su estilo de vida se convirtieron en los más seguidos entre los monjes de la Alta Edad Media, haciendo que tuviera que fundar otras órdenes.

Si algo podemos aprender de San Francisco de Asís, es su amor a la naturaleza, profesando un respeto y servicio al mundo animal, nunca antes visto.

Hoy día vivimos en un mundo donde muchas organizaciones velan por los derechos animales, e incluso existe una declaración internacional de Derechos del Animal de las Naciones Unidas aprobada en 1978, que establece que todo animal posee derechos y señala que el desconocimiento y desprecio de esos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y contra los animales.

Cuando hablamos de crímenes contra la naturaleza y contra los animales, podemos imaginar los múltiples casos en los que destrozamos el hábitat de estos seres vivos como con incendios, deforestaciones, residuos vertidos, etc. Sin embargo, las mayores pérdidas suceden cuando una especie desaparece totalmente. Miles de años de evolución natural, miles de especies formándose e interactuando para formar otras, para que una de ellas, la más evolucionada, crea tener derecho a acabar para siempre con su existencia.

El Moas, el Puma norteamericano, el Pájaro Carpintero Imperial, Rinoceronte Negro, Dodo, Tigre de Tasmania, el Alca gigante, el Pájaro elefante, el Quagga (mitad cebra mitad caballo), el Bucardo (subespecie de cabra montesa), el Delfín de río, la Vaca Marina de Steller, el Leopardo de Zanzíbar, el Tigre del Caspio o el Tigre de Java (que vemos abajo fotografiado) son algunas de las maravillosas especies que ya nunca volveremos a ver. En total, se cree que hemos hecho desaparecer más de 800 especies entre animales y plantas, ¡una auténtica barbaridad!

Tigre de Java

Además, hoy día, tenemos otros cientos de especies en peligro de extinción, algunas de ellas en estado crítico, al borde de la extinción. 

Por eso es importantísimo dar visibilidad a este día, porque son parte de nuestras vidas, de nuestros ecosistemas y de lo que el más famoso de los leones- Simba- llamaba "el ciclo de la vida". Un clico en el que todos los animales, por muy evolucionado que nos encontremos, seguimos unidos a una única cadena a la que tenemos que cuidar, porque cada eslabón es importante y la pérdida de cualquiera de ellos hace que el resto se resienta.

En el logo de Packawin, reflejamos una tortuga Carey (imagen de abajo), una de las muchas especies de tortugas en grave peligro de extinción. Algo que nos entristece no solo por la belleza del animal, sino por la indefensión de una hermosa criatura, que debido a los residuos vertidos y a la contaminación, entre otros motivos, está desapareciendo de nuestro planeta. La preservación de los océanos y de las especies marinas es el gran motivo que llevó a crear Packawin

 

Tortuga Carey

Además de la caza furtiva, la contaminación de las aguas o la destrucción de sus hábitats, las tortugas, su movimiento, apareamiento y desove o simplemente su presencia, ha atraído a miles de turistas que han generado una fuente de ingresos a las comunidades locales. Pero un turismo inconsciente hace que este tipo de visitantes provoquen la desaparición de estas valiosas especies.

Además, teniendo en cuenta los graves problemas de salud que estamos viviendo debido a no respetar los ecosistemas animales (haciendo desaparecer especies, fumigaciones, deforestaciones, etc.) podemos provocar grandes pandemias como la que estamos viviendo de la COVID-19. Son avisos naturales que la propia Tierra nos da

Evidentemente podemos apreciar las maravillas del mundo animal, pero sólo cuando lo hacemos para además sacar un beneficio económico, convertimos a especies en peligro en activos mercantiles, tales como zoológicos, acuarios, circos o este tipo de turismo a espacios "vírgenes" donde nos adentramos en ecosistemas delicados, ponemos en peligro a los mismos seres vivos que nos maravillan e incluso a nosotros mismos.

Por eso tenemos que concienciarnos de que las maravillas de la evolución de millones de años son parte de la propia existencia humana. Es necesario cuidar los ecosistemas de todas las especies para que sigan poblando nuestras praderas, nuestros bosques, cielos y mares. Debemos respetar sus espacios y considerarlos lo que son, especies hermanas de un ciclo al que pertenecemos y al que tenemos que cuidar.

Leer más

Día Mundial de la Preservación de la capa de ozono

Jesús Barrera Rodríguez

El próximo día 16 de Septiembre celebramos el Día Mundial para la Preservación de la capa ozono, este necesario gas que protegen a todos los seres vivos de la radiación ultravioleta del Sol y cuya presencia es condición sine qua non para la existencia de vida en la Tierra.

Leer más

'Healthy life' con Packawin

Jesús Barrera Rodríguez
Dentro de no mucho llega el verano, y el tiempo para alcanzar ese objetivo de la operación bikini se agota, esperemos que nuestros instagramers favoritos os puedan echar un cable en estos últimos aunque no menos gratificantes pasos. 

Leer más

La generación de las crisis

Jesús Barrera Rodríguez
Mi generación,  la más acomodada, la más preparada y probablemente la que afronte los retos más importantes de la historia de la humanidad, ha vivido ya muchas crisis de distintas índoles, nos hemos sobrepuesto, hemos creado y utilizado herramientas para ello y nos hemos adaptado a los nuevos tiempos.

Leer más

Coronavirus: visionarios, bulos y ciencia

Jesús Barrera Rodríguez

A pesar de que la red está plagada de textos sobre el tema del momento, nosotros hemos tenido la oportunidad de hablar con una experta en Biomedicina, que nos ha explicado algunos puntos muy interesantes sobre el virus.

Vanesa Quintano es una investigadora química sevillana, doctora en biomedicina, cuyo foco de estudio es la medicina molecular regenerativa. 

Vanesa, ha desarrollado el grueso de su carrera en el Norte de Italia, una de las zonas del mundo más afectadas por COVID-19 . Por ello y por ser una voz experta y con la experiencia suficiente hemos decidido publicar una carta suya en la que nos explica muy bien algunas cosas que verdaderamente deben quedar muy claras. 

El SARS-COVID-19 es una enfermedad infecciosa causada por un coronavirus de tipo SARS (como el que causó 774 muertes en 2003). Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019. Actualmente hay 474.204 casos, con 21.353 fallecidos, siendo España el segundo país más afectado del mundo con 3.647 fallecidos. 
Los bulos sobre el coronavirus son otra epidemia; desinformaciones que crean alarma, desde métodos falsos para prevenir el contagio, cifras inexactas o vídeos e imágenes que nada tienen que ver con la realidad y que incluso pueden ser perjudiciales para la salud; Para aclarar algunos de los grandes “fakes” puntualizaremos tres aspectos:
Una persona puede contraer la SARS-COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la Covid-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la Covid-19 en una superficie, pero los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la Covid-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. Este tiempo puede variar en función de las condiciones (es decir; el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).
A su vez, y ante el desabastecimiento global de material sanitario, una persona sana solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el Covid-19, o si se tienen síntomas.
Por último, el Covid-19 causa neumonías que pueden ser graves requiriendo hospitalización. En algún caso, pueden llegar a ser mortales. Lo que se quiere evitar es el colapso del sistema sanitario. No es lo mismo 10 casos en 10 días, que 100 en un día. De ahí la total justificación de un estado de alarma y por consecuencia, confinamiento. El mapa de riesgo creado por investigadores españoles es el resultado de un modelo matemático basado en datos de movilidad, y que permite predecir cuándo se producirá el colapso del sistema, que tiene como fecha prevista esta semana, alrededor del 26 de Marzo. Estos cálculos computacionales nos dan las claves para aplanar la curva, y todo lo que tenemos que hacer es obedecer a las autoridades y respetar el estado de confinamiento.
Otra gran polémica que está surgiendo sobre el coronavirus es su politización. No es el momento de politizar una pandemia,  ya que luchamos contra un enemigo común de toda la humanidad. Estamos presenciando como numerosos países, independientemente de su ideología y gobierno, están enfrentándose a una misma situación. Bajo un denominador común, recortes en sanidad y una insuficiente inversión en investigación científica.
Curiosamente, parece ser que la población poco sabía acerca de los coronavirus tipo SARS, tanto es así que corren noticias sobre como Bill Gates predijo el coronavirus en 2015. Nada más lejos de la realidad, la única “visión” por parte del multimillonario fue la de escuchar a científicos en dos principales aspectos:
1. La epidemia del ébola que, entre 2014 y 2016, se cobró unas 10.000 vidas y afectó principalmente a tres países en África Occidental antes de extenderse limitadamente a otros países, incluyendo Estados Unidos, Italia y España. Dicha epidemia fue un fracaso global, no había epidemiólogos listos para ir al foco del brote a analizar la enfermedad, su diagnóstico y su propagación. Esta epidemia dejó en evidencia lo poco preparados que estábamos ante una posible guerra biológica.
2. Más de 4.000 publicaciones científicas disponibles en línea, en las que advierten, y cito textualmente una de ellas del año 2007: “¿Debemos estar listos para el resurgimiento del SARS? Los coronavirus son bien conocidos por sufrir recombinación genética, lo que puede conducir a nuevos genotipos y brotes. La presencia de una gran reserva de virus similares al SARS-Cov en murciélagos de herradura, junto con la cultura de comer mamíferos exóticos en el sur de China, es una bomba de relojería. La posibilidad de la reaparición del SARS y otros virus nuevos de animales o laboratorios, y por tanto, la necesidad de estar preparados, no deben ser ignorados”.
Por lo que podemos deducir que esta crisis sanitaria era un secreto a voces, anticipada por científicos que no fueron escuchados. De igual modo que se están ignorando todas las advertencias sobre el cambio climático. Quizás este periodo de reflexión nos sirva para entender que la supervivencia de nuestra especie no depende del poder, ni del petróleo. Por el contrario, el cambio climático, la globalización de los patógenos y la densidad de población hacen un cóctel muy peligroso. Hay que replantearse seriamente nuestra relación con la naturaleza, la antropización de espacios donde antes no había presencia humana, ya que nuestra actuación facilita la aparición de pandemias como el Covid-19. Y sobre todo, hay que escuchar a nuestros expertos e invertir masivamente en ciencia. Ese es el arma que necesitamos, ya que solo a través de la ciencia podremos librar estas batallas. 
Vanesa Quintano Ramos. 
Dra. Biomedicina por la Universidad Emilia-Romagna/ Lda. Química por la Universidad Sevilla/Investigadora del CNR.
Fuente: “Coronavirus síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) como agente de infección emergente y reemergente” doi:10.1128/CMR.00023-07
Fuente: OMS, Organización Mundial de la Salud - www.who.int
Además os dejo un enlace a la conferencia TED a la que Vanesa se refiere, un interesante documento donde el multimillonario y filántropo Bill Gates se anticipa de nuevo y nos explica los riesgos que podría provocar la aparición de una pandemia y lo poco preparados que estamos ante ellas (algo bastante evidente en la actualidad). 
Espero que este artículo les haya servido al menos para desmentir algún bulo o dar a conocer información que no se sabía muy veraz. Desde mi humilde opinión, es imprescindible que durante esta crisis, y con la cantidad de tiempo disponible revisemos todos los archivos, tanto audios, videos o escritos, ya que como dice Vanesa, los bulos y fakes son continuos y se vitalizan incluso más rápido que en COVID-19, así que también podemos contribuir como no transmisores y evitar la dañina información falsa.

Leer más

Los ecosistemas son claves para entender esta crisis

Jesús Barrera Rodríguez1 comentario
Necesitamos cambiar las estructuras sociales y económicas que favorecen la depravación de la naturaleza y encontrar una via de desarrollo que encaje con respetar nuestro ecosistema.

Leer más

Coronavirus: ¿Un aliado contra el cambio climático?

Jesús Barrera Rodríguez

...el coronavirus se ha convertido ya en la causa del mayor descenso de contaminación de la historia registrada, ¡sí, han leído bien! Este virus ha provocado que los niveles de contaminación se reduzcan de forma record.

Leer más