Estado de Emergencia Climática

Estado de Emergencia Climática

Esta semana ha aparecido una de esas noticias que, a pesar de ser mala, en cuanto se publica generan una cierta esperanza y alegría por parte de los muchos que luchamos por un mundo más ecológico, un desarrollo sostenible y una economía verde.

El pasado martes, el Congreso de los Diputados aprobó por inmensa mayoría (todos los partidos menos uno que termina en X) el Estado de Emergencia Climática por 311 votos a favor y 24 en contra.

El Estado de Emergencia climática es una medida que comenzaron a promover diferentes asociaciones y organizaciones y al que, afortunadamente, se van sumando diferentes países. Se trata de un estado de alerta para paliar las consecuencias del cambio climático, cuyo fin es reducir las emisiones de carbono a cero y ejercer una presión real a los gobiernos para que tomen conciencia y actúen ante la crisis climática que estamos viviendo.

La medida, llevada al Congreso por la plataforma EQUO a través del grupo de Unidas Podemos, convierte a España en el quinto país en declarar la emergencia climática tras Canadá, Irlanda, Francia y Argentina. A pesar de que sólo 5 gobiernos han declarado el Estado de Emergencia Climática, muchas regiones y ciudades como Nueva York, San Francisco, Sidney o París, entre otras, se han ido uniendo a esta iniciativa.

 

El diputado de EQUO Juan López de Uralde defendía en el Congreso la iniciativa reprochando a los (pocos) negacionistas que aún quedan:El cambio climático es real y está aquí. Es ciencia. Y cualquiera de los grupos que lo niegan, sentados en este Congreso, puede intentar buscar datos que rebatan lo que la comunidad científica ha probado sobradamente”.

Esta declaración de emergencia, sin embargo, no conlleva ninguna serie de medidas concretas, sino que “establecería un marco, independiente de cualquier partido y de quien gobierne, donde se pone el cambio climático como una prioridad en las políticas del país de manera transversal” comentaba López de Uralde al diario La Marea.

Tras el éxito de esta moción, el siguiente paso según sus propulsores es crear la Ley de Cambio Climático, “que asegure una transición energética rápida y justa, centrada en el autoconsumo, y la rebaja de la demanda energética. A su vez, sería necesario acompañarla con la implementación de un plan de empleo verde y un cambio de modelo de proucción agrícola y ganadero” aseguraba la portavoz de EQUO, Toñi Gómez.

A pesar de que la medida es positiva, debe ir acompañada de un compromiso de desarrollo sostenible y establecer un marco en el que se ponga el cambio climático como absoluta prioridad en las políticas económicas, energéticas, de empleo, y en definitiva, trabajar para conseguir una, cada vez más necesitada,  transición ecológica.

Añadir comentario

Los comentarios deben ser aprobados por la web