La emergencia climática más cerca que nunca

La emergencia climática más cerca que nunca

Una de las imágenes más impactantes en lo que a cambio climático se refiere es ver esas orillas de las playas cubiertas de cientos de residuos plásticos o animales muertos debido al alto grado de contaminación de algunos océanos.

Son imágenes que nos llegan de costas del Océano Pacífico, del mar Caribe o del Océano Índico. Estas imágenes han causado una alarma mundial generalizada que, en cierta medida, ha ayudado a que hoy, el cambio climático esté en el foco de las políticas de muchos gobiernos.

Peces muertos Mar Menor

Es triste ver cómo la fauna marina se ve aniquilada por los deshechos humanos que vertimos al mar. Aunque sean las costas de los países asiáticos las zonas más castigadas (véase la isla de plástico situada en el Océano Pacífico), en nuestro país no estamos exentos de este tipo de situaciones.

Ya hemos visto como muchas playas de la costa española han sufrido incidentes de este tipo, aunque hace unos días ocurrió algo totalmente sobrecogedor en el Mar Menor.

La Manga del Mar Menor es uno de los grandes parajes naturales que poseemos en nuestro país, y debido a una desidia cuasi total por parte de las instituciones competentes, se ha convertido en una zona de estudio científico en torno a las consecuencias del cambio climático.

Sin ir más lejos, el pasado 12 de Octubre la playa de San Pedro de Pintanar en La Manga apareció cubierta de peces y crustáceos muertos. Las imágenes hablan por sí solas. Un grandísimo cementerio animal que ha alertado a propios y extraños.

Si en 2016, la llamada “gran sopa verde” cubrió las aguas mediterráneas que bañan La Manga debido al exceso de nutrientes que contenían sus aguas, esta semana se ha escrito otro triste capítulo en la historia de este emblemático espacio natural.

 

Si los orígenes de la “sopa verde” estaban en la cantidad de fertilizantes que eran vertidos al mar procedentes de la intensiva explotación agrónoma del campo de Cartagena, las causas de esta ola de animales muertos está aun por conocer. Según estudios ambientales recogidos la semana pasada, el nivel de oxígeno en la Costa del Mar Menor es bajísimo.

A pesar de que desde la administración local culpen a las lluvias torrenciales de este desagradable evento, lo cierto es que, según el Comité Científico del Mar Menor, este es “otro episodio de de la crisis climática” que se vive en la región murciana y del “frágil estado de su ecosistema”. Es que ya se han recogido mas de 3 toneladas de animales muertos en la costa murciana.

Desde las autoridades científicas aseguran que esto es fruto de “la mala gestión de los últimos 30 años” por parte de las autoridades locales y confían en que de una vez por todas, los políticos acudan a bases científicas para subsanar un problema que cada vez denota una importancia mayor.

También la Asociación Meteorológica del Sureste cree que “es una tremenda irresponsabilidad atribuir a la gota fría esta crisis climática y pide estudios rigurosos sobre la mortandad de la fauna registrada en esta última semana.

Por ello, un conjunto de científicos y académicos españoles, británicos, chinos, chilenos y estadounidenses han iniciado una recogida de firmas para salvar el Mar Menor, llamada “usemos la ciencia para salvar al Mar Menor”. Además, el hastag #SOSMarmenor está tratando de difundir lo que probablemente hoy es la mayor crisis climática que vive nuestro país desde el vertido del Prestige.

Laguna del Mar Menor

La sobreexplotación turística de la zona, la escasez de agua y la explotación agrícola sin control han provocado que este paraje natural que concentraba una de las regiones más ricas en fauna y flora de nuestra península sea hoy un triste foco de estudio para las autoridades científicas, que ven que, aunque haya solución, es imprescindible actuar ya.



Añadir comentario

Los comentarios deben ser aprobados por la web