Desayunos saludables

Desayunos saludables

Jesús Barrera Rodríguez

Muchos expertos hablan del desayuno como la comida más importante del día, la fuente de energía principal. Existen multitud de diferentes combinaciones de alimentos dependiendo del país, hay culturas que utilizan más hidratos, otras que se basan en una fuerte inyección de proteínas o hay quien tira con un café y pasa hambre hasta la hora de comer.

Aunque hay diferentes países en los que se ingiere una gran cantidad de calorías a la hora de desayunar (Alemania, Holanda, Bélgica), probablemente no sea tan importante la cantidad como la calidad de esas calorías.

En los tiempos que corren, muchos tenemos la costumbre de dedicar poco tiempo al desayuno, o hacerlo de forma ligera, quizá más por obligación del frenético ritmo diario que se vive en las ciudades, y “echar algo al estómago para matar el hambre" o tomar un café “que nos despierte” a veces incluso mientras caminamos.

Los expertos insisten en la importancia de realizar un desayuno saludable y con alto nivel nutricional a diario. Un gran aporte calórico en la mañana ayuda a mantener el equilibrio nutricional a lo largo del día, además de prevenir el riesgo de sufrir problemas de obesidad y sobrepeso.

Pero hay más beneficios, diferentes estudios sobre la repercusión de un desayuno saludable diario indican que no sólo tendremos mejores parámetros de salud sino que nos podrá ayudar en nuestro día a día. Los beneficios más importantes para nuestro rendimiento son los siguientes:

Mejora de la concentración y atención

Después de 6, 8 ó 10 horas sin ingerir alimentos (desde la cena del día anterior), el cuerpo tiene un nivel de energía bastante inferior al recomendado, por lo tanto ingerir alimentos saludables cuyo aporte calórico nos ayude a recobrar vitalidad, mejora nuestra capacidad de concentración y por tanto, el rendimiento en el trabajo. Lo mismo pasa para el estudio. Podemos mantenernos concentrados y atentos mucho más tiempo cuando nuestro cuerpo tiene un aporte calórico correcto, siempre se ha dicho que 'se piensa mejor con la barriga llena'.

Momento para comenzar el día

El desayuno no es solo la primera comida del día, sino que debe ser nuestro primer momento, donde ordenamos nuestra mente, el momento en el que pensamos, recapacitamos, recordamos ideas o planeamos tareas, por tanto, es importante dedicarle un tiempo y disfrutarlo. 10 minutos menos de sueño pueden hacernos mejorar la calidad de nuestro día a día.

Sistema digestivo trabajando

Si desde el comienzo del día tenemos el estómago funcionando, eso va a permitir que se asimilen los nutrientes que necesitamos durante el día con mayor facilidad. Además, nuestro organismo no necesitará que en siguientes ingestas tomemos tanta comida y nuestro apetito se reducirá para el almuerzo o la cena, provocando un equilibrio entre nuestras comidas.

Algunas veces, estamos habituados a hacernos algo sencillo, rápido como una tostada con mantequilla, una galleta, algún dulce, un zumo o un café. Lo más habitual es tomar algo que nos quite el gusanillo y que nos ayude a comenzar el día, sin embargo es probable que no sea suficiente, o no sea equilibrado.

Si estáis aburridos de tener siempre el mismo desayuno o queréis sorprender a vuestros familiares con ricos y novedosos platos mañaneros, os lanzamos varios ejemplos con gran aporte nutricional y que todos podemos preparar en casa, así el desayuno se podrá convertir en nuestra comida favorita del día:

Manteca de cacahuete

Mantequilla de cacahuete

¿Desayunos con mantequilla de cacahuete? Pues sí, es algo muy común en EEUU.

Ideal en una tostada o en galletas integrales, también le podemos poner alguna fruta que combine bien como el plátano.

Si estás cansado de tomar siempre la misma tostada, prueba la mantequilla de cacahuete, es muy proteica y nos aporta grasas saludables.

 

Yogur griego con cereales o semillas

Yogur Packawin

"Jroña... que... jroña" El yogur griego tiene el doble de proteínas que el tradicional, así como calcio, vitaminas A y B12, y potasio. Puedes añadirle semillas, cereales, chía o almendras fileteadas. A pesar de ser un bocado rápido y ligero, puede aportar muchísima energía a tu mañana.

Si además de tu bowl de yogur y cereales, lo acompañas de fruta fresca el resultado es un maravilloso y nutritivo desayuno.

 

Batido de frutas

Batido de frutas Packawin

Es una opción deliciosa y perfecta si combinas con hidratos de carbono. Además, beberte un batido de frutas sacia el hambre y es super nutritivo ya que contiene fibra y vitaminas. 

Cuando te acostumbras ¡es imposible parar!, y tienes la posibilidad de hacer infinidad de mezclas de frutas, y así descubrir sabores y texturas que antes no habías probado.

Además de leche, este delicioso batido lleva mora, fresa, plátano y extracto de vainilla.

 

 

Tostada con aguacate

El aguacate es una gran fuente de carbohidratos y grasas saludables, una fruta muy recomendable y sana y podrás añadir otros elementos como pavo, aceite de oliva o tomate, ya que el aguacate realza el sabor de otros alimentos. También puedes poner semillas, o un huevo pochado como en este fantástico desayuno.

Tostada de aguacate

Si nunca has tomado un desayuno con estas sencillas combinaciones, quizá es por eso por lo que no te paras a disfrutar de este importante momento del día. No podíamos terminar este artículo sin mencionar el más famoso de nuestros desayunos, el desayuno mediterráneo: un zumo fresco de naranja, tostada con aceite de oliva virgen y jamón ibérico, un auténtico manjar para comenzar el día como mereces.