Categorías del Blog

Propiedades y características del bambú

Propiedades y características del Bambú

¿Podemos sustituir los materiales de construcción de nuestros edificios o puentes para minimizar la emisión de CO2? ¿existen materiales naturales tan resistentes como el cemento o el hormigón? ¿Puede funcionar un motor con bambú? ¿construir con madera o bambú es beneficioso o perjudicial para nuestra atmósfera? 

Vamos a desvelar algunas propiedades y características del Bambú que quizá ni te imaginabas que podían ser ciertas. ¡No te lo pierdas!

El Bambú: nuestro material favorito

El bambú es uno de nuestras plantas preferidas. Para Packawin, como para los osos Panda, el bambú es vital para la existencia. Cabe recordar que las pajitas de bambú fueron el primer producto que decidimos lanzar al mercado en vista de lo perjudicial que resultaban las pajitas de plástico para nuestros océanos y los animales que en él viven.

Pero no elegimos el bambú de forma baladí, este espectacular material nos fascinó desde el minuto 1 y por eso seguimos incorporando diferentes productos fabricados con bambú natural.

Bambú: material mágico

Hoy día existen multitud de objetos cotidianos fabricados con bambú como ropa, cepillos de dientes, vajilla, toallas, instrumentos musicales, flechas, bicicletas, esquís, arcos o tablas de surf. Pero además, este material se utiliza como compuesto para muchas otras cosas.

Como hemos contado anteriormente, el bambú tiene una propiedad casi mágica, clave para el desarrollo sostenible de nuestro planeta: la velocidad de crecimiento. Esta planta puede crecer hasta 1 metro en 24 horas, y es que existen variedades de bambú que pueden alcanzar hasta 24 metros de altura… ¡en solo dos meses! O sea, lo que árboles de su mismo tamaño tardan 50 años en alcanzar esa altura, algunas variedades del bambú lo hacen en tan solo 60 días.

Las propiedades y características del Bambú

El 40% del CO2 producido por un edificio se concentra en la etapa de construcción, es decir, fabricar los materiales para construir un edificio, almacenarlos, desplazarlos y todo el proceso de construcción conlleva casi la mitad de lo que ese edificio cuesta a nivel de carbono a nuestra atmósfera. Por tanto, construir con materiales naturales evitaría la mayor parte de esa emisión. Además utilizar plantaciones sostenibles no sólo ahorraría las emisiones de la producción de materiales sino que absorbería gran cantidad de Carbono durante la etapa de crecimiento de la planta. 

Volviendo al tema con el que abrimos el artículo, el bambú se está convirtiendo en una opción como material de construcción seguro, resistente y por supuesto, sostenible. Es por eso por lo que cada día, aunque sobre todo en el continente asiático, veamos más y mayores construcciones hechas de bambú. 

En China, uno de los países que más y mejor utilizan el bambú natural, existen puentes de un solo tramo para vehículos de hasta 40 metros de longitud. Además en otros sitios como Camboya se construyen puentes peatonales de hasta 1000 metros de longitud, como el increíble puente de bambú de la isla Koh Pen en Camboya sobre el río Meknog (foto de abajo).

Bambú como material alternativo

Este puente es construido cada año después de la temporada de lluvias, la cual arrastra los millones de cañas de bambú debido al monzón, pero evita que se tenga que usar los ferris para cruzar este gigantesco río, la única forma que existe de cruzarlo cuando se destruye el gran puente de bambú. Después, los trozos de bambú sirven como nidos para diferentes especies de aves, e incluso como alimento para peces.

Algunos pensarán que es imposible que un puente de 1 km esté solo hecho por bambú, pero es que la resistencia mecánica del bambú puede llegar a ser, en algunos aspectos, mayor que la del propio acero.

Otra de las grandes propiedades y características del Bambú de nuestro material preferido es su carácter combustible. La biomasa producida por el bambú genera mucha más energía que la de otros materiales, además el bambú tiene una serie de ventajas sobre los materiales que producen la biomasa convencional (p. Ej., leña y carbón vegetal) crece rápido y puede cosecharse después de cuatro años dando un rendimiento muy alto, hasta 40 toneladas por hectárea por año, dando así una buena tasa de retorno de la inversión.

Además, ya existen motores cuyo funcionamiento depende exclusivamente del bambú.

El potencial del bambú como biocombustible sostenible lo demuestra una iniciativa que trabaja en Ghana y Etiopía, la primera en desarrollar leña de bambú como alternativa al carbón vegetal en la región.

Otras curiosidades del bambú

A continuación vamos a desvelar algunas curiosidades que quizá nunca hayas escuchado sobre esta maravillosa planta:

  • El bambú fue la única planta sobreviviente en el epicentro de la bomba atómica de Hiroshima.
  • El filamento incandescente de la primera bombilla de Edison era de bambú.
  • La primera aguja del tocadiscos de Alexander Graham Bell era de bambú.
  • Existen jarras y tazas de bambú decoradas datadas de hace más de 1500 años.
  • El bambú se utiliza como remedio contra los trastornos circulatorios, asma, enfermedades renales y gastritis.

Si te ha gustado ¡Ayúdanos compartiéndolo en tus redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba